domingo, 8 de octubre de 2017

El hombre de todos los comienzos.



Como muchos intelectuales cubanos,  el poeta, ensayista y novelista  José Lezama Lima ofreció, con prosa hermetica y poderosa, su particular visión del Comandante Ernesto Che Guevara. 

Este nueve de octubre renace Guevara, el “hombre de todos los comienzos”. Multiplicado entre millones.  Porque tiene "los secretos de ir quedandose para siempre".

Ernesto Guevara, Comandante nuestro.
Por: José Lezama Lima.

Ceñido por la última prueba, piedra pelada de los comienzos para oír las inauguraciones del verbo, la muerte lo fue a buscar. Saltaba de chamusquina para árbol, de aquileida caballo hablador para hamaca donde la india, con su cántaro que coagula los sueños, lo trae y lo lleva. 
Hombre de todos los comienzos, de la última prueba, del quedarse con una sola muerte, de particularizarse con la muerte, piedra sobre piedra, piedra creciendo el fuego. Las citas con Tupac Amaru, las charreteras bolivarianas sobre la plata del Potosí, le despertaron los comienzos, los secretos de ir quedándose para siempre. 
Quiso hacer de los Andes deshabitados, la casa de los secretos. El huso del transcurso, el aceite amaneciendo, el carbunclo trocándose en la sopa mágica. 
Lo que se ocultaba y se dejaba ver era nada menos que el sol, rodeado de medialunas incaicas, de sirenas del séquito de Viracocha, sirenas con sus grandes guitarras. El medialunero Viracocha transformando las piedras en guerreros y los guerreros en piedras. Levantando por el sueño y las invocaciones la ciudad de las murallas y de las armaduras.
Nuevo Viracocha, de él se esperaban todas las saetas de la posibilidad y ahora se esperan todos los prodigios de la ensoñación.
Como Anfiareo, la muerte no interrumpe sus recuerdos. La aristía, la protección en el combate, la tuvo siempre a la hora de los gritos y la arreciaba del cuello, pero también la areteia, el sacrificio, el afán del holocausto. El sacrificarse en la pirámide funeral, pero antes dio las pruebas terribles de su tamaño para la transfiguración. 
Donde quiera que hay una piedra, decía Nietzsche, hay una imagen. Y su imagen es uno de los comienzos de los prodigios, del sembradío en la piedra, es decir, el crecimiento tal como aparece en las primeras teogonías, depositando la región de la fuerza en el espacio vacío.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Trump: El mundo es mío.



En su reciente discurso ante Naciones Unidas, el presidente Donald Trump se esforzó en explicar su retorcido concepto de soberanía. El mandatario estadounidense empleó los términos ‘Soberano’ o ‘Soberanía’ en 21 ocasiones.

Sin embargo, al terminar su beligerante intervención quedó claro que la visión del mundo de míster Trump va más allá del chovinista y xenófobo “Estados Unidos primero”.  

La arrogancia con que el magnate neoyorkino maneja la política exterior estadounidense, se puede sintetizar en cuatro palabras: El mundo es mío.

Ejemplo elocuente de esta doctrina imperial, fue la retirada unilateral de Estados Unidos del histórico Acuerdo de París contra el cambio climático, una de sus primeras decisiones al frente de la Casa Blanca.

El menosprecio de Trump hacia el pacto firmado por 195 países, puso en evidencia que el mandatario de la nación más poderosa no sólo da la espalda a la ciencia y ahonda su fractura con sus aliados europeos, sino que ignora la lucha ante uno de los más inquietantes desafíos de la humanidad.   

Mientras decrece el nivel de aprobación de Trump entre sus compatriotas, el sui generis presidente, electo por minoría de votos, aumenta su retorica agresiva no solo contra contra adversarios, sino incluso contra aliados tradicionales.  

Según una encuesta publicada en Agosto por la CNN, el 75 por ciento de los estadounidenses dicen que NO pueden confiar en la mayoría de lo que escuchan desde la Casa Blanca.  - El 56 por ciento de los encuestados asegura que desaprueba la gestión del señor Trump.

Así van las cosas para un mandatario que parece gobernar por Twitter, mientras amenaza con guerras en la península coreana o Venezuela. 


En cuanto a Cuba, el magnate-presidente usó las relaciones bilaterales como carta de política domestica para contentar a la extrema derecha del sur de La Florida. Con semejantes "amigos", los resultados eran previsibles. Hoy los nexos entre los dos países han retrocedido al período de la guerra fría.

A lo interno, el presidente refuerza la discriminación y el acoso contra los inmigrantes y lucha por derogar el programa de salud Obamacare, que amplió el seguro sanitario a millones de estadounidenses sin cobertura médica. En este ambiente de polarización social, renacen los grupos de supremacía blanca y permanece incólume la arraigada segregación y el abuso policial contra la comunidad afro norteamericana.
  
El hombre que prometió devolverle el poder al pueblo estadounidense, ya ordenó una sustancial reducción de impuestos a los más ricos y a las grandes empresas, (incluidas las del propio Trump, por supuesto.)

Cuando se encontraba en plena campaña electoral, el "show man" vendió con gestos teatrales la atractiva promesa de “Hacer América Grande otra vez”.  

Hoy queda claro a quiene$$ se refería.

domingo, 6 de agosto de 2017

Carnaval pinareño 2017 en renovada Plaza.

Fotos: deloesteverde.

En una renovada Plaza de la Revolución, como sede central de los festejos, los pinareños celebraron durante cuatro días el Carnaval 2017.  

 Comparsas de la provincia junto a otras provenientes de la capital, desfile de carrozas, autos clásicos y los tradicionales muñecones, acapararon el centro de atención de los paseos por la Avenida Vial Colón, a donde acudieron cada noche miles de pinareños. 
 En tanto, agrupaciones musicales como “El Niño y la Verdad”, “Surcaribe”, “Maikel Blanco y “El Noro y Primera Clase”, se presentaron en el estrado central y en el ubicado en el estadio Capitán San Luís. 

Como de costumbre, el carnaval se extendió por buena parte de la ciudad, donde se habilitaron aéreas gastronómicas y recreativas.


 
La plaza se llenó de pueblo.



Tomando un breve descanso.



Desfile de autos clasicos.